Fotografía de bodas: descubriendo el trabajo de Francisco N Merino

Dicen que los recuerdos son lo más valioso que tenemos. A lo largo de nuestra vida suceden acontecimientos que marcan nuestra historia, una historia que desde décadas nos gusta dejar plasmada en papel. Porque las fotografías son, a parte del pensamiento, lo único que deja huella. Plasman los momentos más relevantes, emocionantes y felices que nunca querremos olvidar.

Las bodas, son uno de esos momentos y nosotras queremos seguir descubriendo profesionales y y verdaderos amantes de la fotografía. Porque no hay profesión más vocacional que la de un fotógrafo, conocedor de miles de historias y anécdotas.

En esta ocasión, os vamos a mostrar el trabajo de Francisco N Merino, un jiennense que ha sabido hacer de su pasión, su modo de vida. Fotografías cuidadas, que desprenden sentimiento y reflejan la vida misma. Hoy os mostramos su trabajo.

  • Háblame de ti y cuéntame por qué decidiste dedicarte a la fotografía.

Para ser honestos, la fotografía llegó a mi vida un poco por casualidad… Desde pequeño me ha atraído mucho el mundo de la imagen y del diseño pero no me había fijado en la fotografía como tal, hasta que, supongo que por madurez, empecé a valorar de un modo diferente los recuerdos y descubrí de algún modo las posibilidades que ofrecía la fotografía, esa capacidad de contener y narrar historias y congelarlas para siempre en pedacitos.

A partir de esos momentos comencé a ver de forma diferente la fotografía y a intentar tener siempre cerca una cámara, no solo en los momentos importantes sino también en esas escenas del día a día que con el tiempo creo que pueden resultar entrañables. La fotografía de boda llegó algo después.

Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
  • Entonces, ¿cómo llegaste a la fotografía de Boda? ¿Desde hace cuánto tiempo realizas este tipo de reportajes?

También por casualidad… La fotografía de boda no era algo que hubiese despertado mi atención por aquel entonces, pero en un momento dado, unos familiares me pidieron que hiciese algunas fotografías durante su boda, nada serio, pero ahí comenzó todo.

Siempre me ha gustado preparar bien, conocer los detalles y estar bien documentado antes de realizar cualquier trabajo. Por aquel entonces no sabía nada del mundo de la fotografía de boda, pero en ese proceso de trabajo previo, descubrí que se había iniciado una corriente de cambio, que el estilo que imperaba en ese momento iba quedando atrás y surgían nuevas corrientes e interesantes formas de afrontar un reportaje de boda…

Descubrí también la complejidad que encierra el realizar un buen resumen fotográfico del día de una boda, el captar la emotividad, los detalles y hacerlo siempre desde un punto de vista estético, atractivo y por convicción propia, del modo más natural y real posible. También descubrí la dificultad que supone mantenerse atento y creativo durante 12 horas o más y me gustó tener la oportunidad de narrar momentos importantes para la gente y que con el paso de los años puedan emocionarse volviendo a ver las fotografías, puedan mostrárselas a sus hijos, etc…

Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
  • ¿Qué te aporta la fotografía nupcial?

Para mi, tener la oportunidad de conocer a mucha gente distinta, descubrir la historia de cada pareja, su modo de ver la vida… es algo muy enriquecedor. Siempre trato de establecer lazos y que las parejas no me vean solo como al fotógrafo de su boda, que tengan confianza conmigo y mi equipo para poder decirnos lo que sea en cualquier momento, así el día de la boda es más sencillo que se encuentren cómodos y se muestren tal y como son.

Después, tener la oportunidad de viajar y descubrir nuevas ciudades para realizar un Reportaje resulta apasionante, es algo que aporta mucho personal y profesionalmente y de lo que disfruto mucho. Pero sobre todo, lo más gratificante es el aspecto humano, la mayoría de parejas pasan a ser amigos con los que mantenemos habitualmente el contacto y compartimos un café siempre que es posible.

Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
  • Defíneme tu estilo

En lugar de estilo, a mi me gusta hablar de actitud.

Si tuviese que definir mi trabajo, me gusta decir que somos fotógrafos para personas que realmente valoran su reportaje de boda. Nos enfocamos en que el trabajo final refleje las emociones que se viven durante ese día de un modo natural, ponemos mucha atención al detalle e intentamos que todo el mundo importante para las parejas tenga presencia y protagonismo en el reportaje final, todo ello bajo un punto de vista elegante, estético y atemporal.

La parte creativa es también muy importante para mi, por lo que dedico mucho tiempo a investigar nuevas técnicas y formas de iluminar para conferir ese aspecto mágico a cada fotografía.

En definitiva, intentar que al final, la pareja se lleve a casa el reportaje más completo y de la mejor calidad posible.

Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
  • ¿Cuál es el momento más emotivo de un reportaje de bodas?

Uno de mis preferidos es el primer encuentro entre el novio y la novia en la ceremonia. La primera vez que se ven. Es un momento increíble y que ofrece imágenes inolvidables. Siempre intentamos captarlo de un modo muy concreto para poder quedarnos con las emociones que viven tanto el novio como la novia y acaban siendo de las fotografías favoritas para las parejas.

Hay muchísimos momentos más a lo largo del día de boda: el primer encuentro de la novia con sus amigas, la primera vez que el padre de ella la ve vestida de novia, esas miradas cómplices durante la ceremonia, los momentos de sorpresas… muchísimos, pero si tengo que elegir, me quedo con ese primer encuentro.

Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
  • ¿En qué momento de la boda disfrutas más tú cuando haces un reportaje?

Curiosamente el momento que más disfruto es el posterior a la boda, cuando nos sentamos para ver por primera vez con la pareja su reportaje, se convierte en un momento muy especial. Van aflorando los recuerdos, las anécdotas de ese día, te cuentan que sentían en esos momentos… Es muy emotivo para la pareja y muy agradable para mi comprobar que el resultado de nuestro trabajo está a la altura de lo que esperaban de nosotros.

Durante el día de la boda es más difícil, todo sucede muy rápido, estás concentrado en lo que está ocurriendo y en constante tensión… Aunque al final, cuando todo el mundo se está divirtiendo durante la fiesta y ya sabes que te llevas a casa un buen trabajo para elaborar el reportaje, te dejas llevar y disfrutas, pero hay poco tiempo en general para pararse a saborear y disfrutar lo que va ocurriendo.

Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.
  • ¿Sueles viajar a otras ciudades?

En el último año se ha convertido en algo habitual que parejas de otras ciudades se pongan en contacto con nosotros para que seamos los encargados de capturar su historia. Es un honor y, en cierta medida, una pequeña recompensa al esfuerzo que dedicamos a cada uno de nuestros reportajes, ver que nuestro trabajo se valora también desde otros puntos de la geografía española.

Por suerte, con la revolución digital en la que vivimos es muy sencillo mantener el contacto con parejas de cualquier parte del mundo y prestarles la mejor atención aún cuando haya distancia de por medio, por lo que en estos casos, nuestro método de trabajo no varía demasiado. Aunque sí realizamos una importante labor previa de documentación para que no haya sorpresas ese día, intentamos conocer bien las ciudades donde fotografiaremos, su historia, sus rincones… para así sacarle el máximo partido a cada escenario. Este año hemos ya hemos tenido oportunidad de fotografiar en diferentes ciudades y durante 2016 será una constante en nuestra agenda.

  • ¿Qué recomendarías a los novios a la hora de elegir su fotógrafo de boda?

Que elijan al fotógrafo de su boda pensando en los próximos 50 años, pensando en como les gustaría recordar su día, en los sentimientos que les gustaría que despertasen sus fotografías una vez el recuerdo comience a hacerse menos nítido en su memoria.

Creo que al final, esa es la razón de ser de nuestro trabajo como fotógrafos de boda.

Foto: Francisco N Merino.
Foto: Francisco N Merino.

Como habéis podido comprobar, un precioso y completo trabajo que como dice Francisco N Merino es estudiado a fondo, con un trato personal y cercano a cada una de las parejas que contactan con él. Un oficio que llegó por casualidad y que ha día de hoy le da miles de alegrías, sorpresas y, sobretodo, momentos llenos de felicidad. Porque capturar el amor es algo maravilloso. Y nosotras estamos encantadas de mostrarlo.

B-different!!

Un comentario en “Fotografía de bodas: descubriendo el trabajo de Francisco N Merino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s