Un amor que superó la distancia: la boda Sara y Pedro

Nunca sabemos donde podemos encontrar el amor, y si no que se lo pregunten a Sara, nuestra novia protagonista del post de hoy. Una fiesta en la Escuela Naval Militar de Marín, en Pontevedra, fue el escenario del comienzo de una bonita relación. Una unión que, tras siete años de viajes e ilusiones compartidas, ha culminado en una preciosa boda que hoy os mostramos y contamos hasta el último detalle. La boda de Pedro y Sara.

Un buen día Pedro se armó de valor y, tras una misión en Somalia, voló hasta Sidney donde Sara vivía desde hacía 6 meses. Fueron dos semanas de viajes para conocer la zona. Dos días antes de volver a España, él se armó de valor y con unas preciosas vistas al skyline y la Ópera de esta preciosa ciudad australiana, sacó una moleskine de la mochila. En ella había fotografías que recordaban momento de su relación y un cordón en la página final que terminaba en un precioso anillo de compromiso. Pedro se arrodilló y allí, sin que Sara lo esperase, le pidió matrimonio. Una ciudad increíble que sin duda les deja uno de los mejores recuerdos de sus vidas.

2_S&P_0625_A
Foto: Rubén Mejías Photography.

La ceremonia tuvo lugar el día 1 de agosto del pasado año. Un día perfecto en un lugar perfecto, la Garganta de los Montes, un pueblo situado en la comunidad de Madrid. La ceremonia la celebraron en la iglesia del pueblo, Iglesia de San Pedro Apóstol, típica de la sierra y muy acogedora.

Con los nervios propios del momento, Sara y Pedro comenzaron a prepararse, acompañados de sus respectivas familias, para su gran día. Sara lució un impresionante vestido de novia de Rosa Clará, un diseño que se ceñía al cuerpo, con un bonito escote a la espalda y detalles en plata alrededor de ésta y en hombros y cintura. El toque original lo aportó el velo de tul y plumeti en color rosa, un toque personal y muy B-different.

Eligió unos zapatos de Franjul del mismo color del velo, con un tacón cómodo y perfecto para utilizarlos posteriormente en otras ocasiones. Como tocado, una corona de Suma Cruz, podríamos decir, que otra de sus obras de arte. Sara lo tenía claro, tenía que ser ella quien hiciera su tocado de novia, según nos cuenta “es una pieza que tiene algo especial, tiene magia”.

En cuanto a las joyas, el anillo de pedida, un solitario de oro blanco y diamante que Pedro compró en Dubai. Las alianzas de ambos, regalo del hermano de Sara son de Aina Joies, de oro amarillo en mate, muy finas y planas.

2_S&P_0202_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0233_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0232_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0208_A
Foto: Rubén Mejías Photography.

Del maquillaje y peluquería se encargaron Raquel Coronado y Marieta Hairstyle respectivamente. Estas dos profesionales se trasladaron hasta este pequeño pueblo y pudieron maquillar a otras invitadas, además de a la novia. Un maquillaje muy natural acompañado de un súper recogido hacia atrás con dos trenzas, el símbolo de Marieta. Del ramo de novia se encargaría María, de Flores en el Columpio, que también decoró la Iglesia y la finca. Sara es una apasionada de las flores y no tenía nada decidido hasta unos días antes de la boda. Un sencillo ramo de flores blancas con tallo largo y hojas verdes desiguales fue el resultado, y podemos decir que todo un acierto.

2_S&P_0224_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0268_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0280_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0310_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0336_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0105_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0155_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0375_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0365_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0394_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0163_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0468_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0567_A
Foto: Rubén Mejías Photography.

El banquete tuvo lugar en la finca Prados Riveros, donde Jorge Pascual, propietario, puso todo a punto para que no faltara ningún detalle. El sitio era estupendo para que muchos de los invitados pudieran alojarse en unas casas rurales monísimas con las que contaba la finca. “Es un gran profesional, con una dedicación plena, escucha todo tipo de ideas. Al igual que el personal del Hotel Quercus, precioso por cierto”.

La finca tiene dos áreas diferentes, una la utilizaron para el cóctel y la otra para la cena y baile. Pusieron tres tipis de “Tipichic” que quedaron ideales, como podéis ver en estas imágenes, un precioso entorno al aire libre ideal para esta época del año. No faltó detalle alguno.

El catering fue SixSens. La comida estaba exquisita. El cóctel fue informal, con mojitos de sabores, mesa de sangrías, cervezas internacionales y canapés variados, dio paso a una cena inmejorable.

2_S&P_0692_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0705_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0704_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0712_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0719_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0695_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0715_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0718_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0720_A
Foto: Rubén Mejías Photography.

El fotógrafo Rubén Mejías fue el encargado de realizar este precioso reportaje que hoy os mostramos. Según nos cuenta Sara, fue todo un acierto, ya que hace que te sientas muy tranquilo mientras trabajan. Los mismo nos cuenta de Cristina Besnard, la videógrafa. Ver el resultado de su trabajo es aún más reconfortable.

2_S&P_0591_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0668_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0842_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0829_A
Foto: Rubén Mejías Photography.

Sara nos cuenta que disfrutaron mucho, y que lo hicieron aún más de ver que sus invitados los pasaban de maravilla, bailando y riendo, y eso no tiene precio.

2_S&P_0873_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0872_A
Foto: Rubén Mejías Photography.
2_S&P_0679_A
Foto: Rubén Mejías Photography.

“Siempre escuchas que va a ser el mejor día de tu vida, pues lo es. Yo pensaba que sería especial, pero que en la vida había más días especiales, pero sin duda, hasta el momento, es el mejor”.

Una preciosa historia que tiene un final feliz. Una boda bonita, divertida, en la que todo fue hecho con cariño y dedicación y, sobre todo, diferente. Muchas gracias a Sara y Pedro por hacernos partícipes de ella.

Si tú también te has casado y quieres que publiquemos tu boda en nuestro blog, escríbenos a b.different.eventos@gmail.com, contaremos vuestra historia con todo el cariño del mundo.

B-different!!

 

 

3 comentarios en “Un amor que superó la distancia: la boda Sara y Pedro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s